Los coches autónomos van a revolucionar en los próximos años el sistema de movilidad urbana a nivel mundial. Una gran cantidad de modelos se encuentran en fase de prueba, pero solo un 33% de los españoles considera que los coches autónomos no son seguros.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Coches autónomos

Actualmente, los coches autónomos son capaces de poder identificar los diferentes obstáculos que existen en el camino, reconocer a otros vehículos o a los peatones para esquivarlos, procesar señales de tráfico o evitar accidentes. Algunos vehículos son incluso capaces de planificar rutas optimizadas o son capaces de memorizar si pueden trasladarse de un punto a otro.

Los coches autónomos o coches que se conducen solos son vehículos que cuentan con una serie de tecnologías que les permiten desplazarse sin ser controlados por un conductor humano. Dependiendo del nivel de autonomía del que dispongan puede o no ser necesaria ningún tipo de intervención humana para que funcionan como medio de transporte automatizado e independiente.

Niveles de autonomía de los coches autónomos

Existen hasta seis niveles de autonomía con los que un coche puede contar:

Nivel de autonomía 0 o sin asistencia

En este nivel de autonomía no existe ningún tipo de automatización. Se trata del nivel de autonomía de los modelos de coches convencionales, en los que el humano tiene el completo control de la conducción.

Nivel de autonomía 1 o de conducción asistida

Es un nivel de autonomía propio de aquellos modelos que cuentan con algún sistema de asistencia al conductor, ya sea para el control del movimiento longitudinal o lateral.

Nivel de autonomía 2 o de autonomía parcial

En este nivel hay una automatización parcial de la conducción, ya que el conductor no tiene que realizar tareas relativas al movimiento.

Nivel de autonomía 3 o de autonomía condicional

En este nivel de autonomía, el usuario interviene solo si el sistema del coche autónomo lo solicita o si ocurre algún fallo, ya que el vehículo posee un sistema de control del movimiento longitudinal y lateral, además se encarga de la detección de obstáculos.

Nivel de autonomía 4 o de alta autonomía

En los vehículos con este nivel de autonomía ya no es necesaria la presencia del conductor, ya que cuentan con un sistema de respaldo que actúa en caso de que se dé algún fallo en el sistema principal, así como en situaciones de riesgo mínimo.

Nivel de autonomía 5 o de autonomía completa

Este nivel de autonomía es propio de los coches que son completamente autónomos, en los que no hay condiciones limitantes específicas para su funcionamiento. Algunos modelos de coches autónomos de nivel 5 ni siquiera cuentan con pedales o volante.

¿Cómo funcionan los coches autónomos?

Los coches que se conducen solos utilizan una serie de tecnologías innovadoras de una muy alta potencia que permiten al vehículo determinar las rutas más adecuadas para ir desde un punto a otro, identificar obstáculos en el camino o a otros coches, procesar ciertas señales de tráfico, interpretar el sentido de las vías de conducción y reconocer a los transeúntes .

Para controlar las diferentes funcionalidades con las que cuentan los vehículos autónomos, intervienen diferentes sistemas avanzados de inteligencia artificial, internet de las cosas o big data. Las diferentes tecnologías combinan el uso tanto de hardware especiales como de software como es el caso de los sensores láser LiDAR (Light Detection and Ranging) que son capaces de realizar un escaneo 3D del entorno físico del vehículo mientras el coche se mantiene en movimiento.

coches autónomos.

Claves del funcionamiento de los coches autónomos

Los diferentes elementos de los vehículos autónomos están programados para ofrecer una respuesta inmediata durante la conducción que funciona mediante una red de señales eléctricas que permite que el coche tome sus propias decisiones. Los diferentes impulsos permiten controlar los frenos, el acelerados, los frenos y la transmisión.

Los vehículos autónomos no se encuentran perfeccionados completamente pero cuentan con una gran cantidad de ventajas de las que se pueden sacar ventaja en un futuro muy cercano, considerando que se trata en una gran cantidad de casos de emisiones o coches.

El llamado conductor virtual es el principal elementos de funcionalidad de los coches que conducen solos. Es un programa informático que consigue mantener el control del vehículo de la forma que lo hace un conductor humano. El software coordina los diferentes elementos tecnológicos para crear un trayecto de forma segura y trabajar en conjunto. Los coches que conducen de forma autónoma incorporan unos métodos de percepción visual que permiten al sistema central poder observar lo que tiene alrededor.

Desventajas y beneficios de los coches autónomos

Una gran cantidad de modelos de los vehículos del futuro aún se encuentran en fase de prueba, pero existen una serie de desventajas y ventajas de los coches autónomos que pueden tenerse en cuenta en un futuro muy cercano en el momento en que este tipo de vehículos circulen con normalidad en las carreteras.

Desventajas de los coches autónomos en la actualidad

Se pueden destacar una serie de desventajas de los coches autónomos:

Precio poco accesible

Al ser una tecnología de última generación, el coste de los vehículos autónomos va a ser muy elevador durante un gran periodo de tiempo.

Nula intervención humana o limitada en caso de problemas

Al ser una tecnología avanzada, pueden ocurrir una serie de fallos que pueden empeorar en el caso de que no haya una persona cercana para poder solucionarla o no puedan acceder al sistema informático del coche autónomo.

Beneficios de los coches autónomos en la actualidad

Las principales ventajas de los coches autónomos son:

Reducción de accidentes

El uso de la tecnología de conducción de forma automatizada por lo que el porcentaje de accidentes se va a reducir de forma considerable, ya que la prioridad de los sistemas de los coches autónomos es conseguir evitar cualquier tipo de accidente. La mayoría de los accidentes de tráfico son consecuencia del incumplimiento de las normas de circulación.

Agilización de las vías

La movilidad urbana va a convertirse en más ágil gracias a la disminución de los atascos, por lo que haya más coches autónomos controlados por sistemas inteligentes.

Cuidado del medio ambiente

Una gran cantidad de los modelos de coches autónomos se consideran coches ecológicos, al funcionar con energías limpias permitiendo que sean vehículos de cero emisiones.

Mayor movilidad y comodidad para todos

El conductor independientemente de las capacidades o condiciones del usuario, va a poder desplazarse sin preocuparse por el control del coche autónomo.

Artículos Relacionados