Triángulo de la suspensión del coche

El brazo de la suspensión está formado por tres uniones articuladas y tiene forma triangular. Las suspensiones delanteras están configuradas con fijación en uno del cubo a la rueda y dos puntos al bastidor. Además, existe el triángulo invertido, cuando el punto une dos al cubo y al bastidor.

La pieza une el chasis a la rueda a través de una rótula y un silentblock en los respectivos extremos. Además, cumple la función de poder mantener la alineación de la rueda, requiriendo auxilio de otro elemento para poder compensar las exigencias longitudinales. Es un componente clave para poder garantizar el control del vehículo por parte del conductor, la estabilidad y relacionarse con la dirección.

Estructura del triángulo de suspensión

El triángulo de suspensión es una pieza de chapa de aleación ligera, de fundición o de estampación. La construcción es más moderna articula un elemento transversal y un tirante longitudinal, con una configuración los componentes responden a requerimientos simples de ligereza o comprensión, además su avance en el diseño del triángulo ha desplazado la estructura rígida y clásica por una estructura articulada. En el caso de los coches de competición emplea piezas tubulares para poder ganar en términos de ligereza.
Con esta configuración los componentes responden a requerimientos simples de compresión o de tracción. Por otro lado, distribuye el trabajo mecánico en el bastidor.

Señales de desgaste del triángulo de suspensión

El mal funcionamiento del triángulo de suspensión, generalmente por un desgaste o impacto, produce pérdida de control del coche por lo que se debe estar alerta para poder identificar algunas señales sobre el deterioro del triángulo de suspensión. En el momento en que se escuchan ruidos de golpes al pasar por encima de desniveles y obstáculos en la vía, son señales del desgaste de la rótula. Cuando el coche tiende a tirar hacia un lado al acelerar y hacia el otro al frenar, puede encontrarse desgastado el silentblock. La pieza del silentblock tiende a dañarse con mayor frecuencia del lado derecho del automóvil.

En el caso de que el brazo esté roto, el automóvil queda inmovilizado tanto si se trata de desgaste como de rotura o torcimiento, debe cambiarse el triángulo de suspensión. La verificación definitiva sobre el estado de la pieza se realiza en el taller, donde el coche es suspendido en el elevador.

¿Cuáles son los signos de una mala suspensión?

– El vehículo no circula con suavidad. Este es un problema que es fácil de notar y es el signo más común de un problema de suspensión. – El extremo delantero de inmersión. – Deriva o tira. – Pisadas desiguales de los neumáticos. – Los amortiguadores o puntales están muy grasientos. – La prueba de rebote.

¿Para qué sirve la suspensión de un coche?

El sistema de suspensión de un vehículo se encuentra entre el bastidor y la carretera. La función principal del sistema de suspensión es maximizar el rendimiento general de un vehículo mientras se desplaza por la carretera. El sistema de suspensión también ayuda a absorber los baches de la carretera y a proporcionar una conducción segura y cómoda.

¿Qué puede causar una mala suspensión?

Los principales componentes del sistema de suspensión son los muelles, los amortiguadores, los puntales y los brazos de control, entre otros. Al estar expuestas en la parte inferior de su vehículo, estas piezas están constantemente expuestas a escombros, rocas, badenes, baches y otros sucesos de la conducción que pueden potencialmente dañar los componentes.

¿Cuáles son los síntomas de una suspensión en mal estado?

– El vehículo no circula con suavidad. Este es un problema que es fácil de notar y es el signo más común de un problema de suspensión. – El extremo delantero de inmersión. – Deriva o tira. – Pisadas desiguales de los neumáticos. – Los amortiguadores o puntales están muy grasientos. – La prueba de rebote.

 

Artículos Relacionados