Se da cuando un vehículo sufre un choque contra otro de cualquier clase, así como contra un objeto situado en su entorno en el momento de la colisión. Ejemplos de estos elementos pueden ser desde señales verticales, protectores para evitar la salida de la vía, otros coches, motos, vehículos no motorizados como bicicletas, etc. Los accidentes de tráfico suelen clasificarse de mayor o menor gravedad según el daño sufrido tanto por el/ los ocupantes del vehículo que ha colisionado como por los que pudiera haber en los otros vehículos involucrados en el accidente. Otra forma de clasificar estos accidentes será en base al tipo de colisión como pueden ser ejemplos volcamiento, choques entre vehículos, caídas (accidente reservado comúnmente a motocicletas, ciclomotores y bicicletas) donde el conductor, pasajero o ambos caen del dicho vehículo hacia la vía por donde se circula o incluso fuera de ella si hablamos de una salida de pista.

Artículos Relacionados