Desventaja de los coches eléctricos

Pese a que sean muchas las ventajas que tienen este tipo de vehículos, también es de considerar las desventajas de los coches eléctricos. Una de ellas, es el hecho de que su precio es mucho más elevado que los vehículos convencionales, debido a que son más sofisticados y fueron elaborados para evitar muchos problemas que a menudo son causados por los coches más antiguos.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Otro factor negativo que está presente en estos coches, es el hecho de que no hay puntos de recarga en todas las ciudades, lo cual es una desventaja frente a los vehículos que cuentan con motores de combustión, ya que hay muchas más estaciones de gasolina que garajes necesarios para estos coches más modernos.

También es de resaltar que hay pocos talleres capacitados para realizar las debidas reparaciones que este tipo de coches necesitan, a diferencia de los coches que funcionan con motores de combustión.

 data-lazy-srcset=

Menos potencia del motor

Entre las contrariedades que presentan esta clase de vehículos, se encuentra el hecho de que cuentan con menos potencia del motor. Esto se debe a que su funcionamiento depende netamente de la batería, y por tanto, mientras esta va perdiendo su carga, el motor pierde fuerza.

Poca asistencia especializada

El factor anteriormente mencionado, es decir, la escasa cantidad de talleres óptimos que existen para atender este tipo de coches, hace que estos vehículos cuenten con poca asistencia especializada, razón por la cual muchas personas, que no cuentan con el conocimiento necesario en cuanto a los coches, prefieren adquirir los convencionales, ya que hay más oportunidades de reparación.

Menos potencia en la conducción

Los vehículos eléctricos suelen contar con una gran aceleración pues el motor eléctrico puede dar toda la potencia desde el inicio, si bien como ya avanzábamos anteriormente, ello no permite todavía compararse a la potencia de motores de combustión.

Menor autonomía

Otra de las desventajas de este tipo de coches, es que cuentan con mucha menor autonomía, ya que como se mencionó anteriormente, son limitados los kilómetros que puede recorrer, debido a que la batería se va descargando conforme el coche va andando, por lo que después de kilometraje, el coche debe ser recargado nuevamente para ser utilizado.

Lo primero a lo que mucha gente hace referencia a la hora de hablar de coches eléctricos, es la baja autonomía que actualmente tienen algunos de estos vehículos. Si bien es cierto que hay modelos que permiten hacer casi más kilómetros que un coche convencional, la mayoría no suelen ser así a lo cual se le suma la, todavía, reducida red de cargadores para coches eléctricos.

Precios altos de la batería

Los coches eléctricos, son bastante caros, y por ende algunas de sus piezas también lo son. Uno de los factores que más deben considerarse al momento de adquirir un coche, ya sea por medio del renting o haciendo una compra, son los precios altos de la batería.

Red de puntos de recarga inadecuada

Como hemos dicho anteriormente, la red de puntos de carga aún no es lo bastante extensa para aportar seguridad a quienes utilizan estos coches. Con tranquilidad o seguridad nos referimos al hecho de saber que cuando estemos bajos de autonomía encontraremos un cargador con la facilidad con la cual encontraríamos una gasolinera. Esto genera aún muchas dudas a la hora de adquirir un coche en determinadas zonas, sobre todo si están alejadas de ciudades donde sí suele haber más de estos cargadores.

Alto precio de las baterías

Las baterías de los coches eléctricos son el lugar donde se almacena toda su energía y por ello su capacidad para moverse. Estas baterías son por ello un elemento clave en su funcionamiento y autonomía y por ahora, dada su reducida fabricación en cuanto a número de ejemplares, hace que su coste aún sea elevado. Parte de este problema hace que los coches eléctricos aún tengan un coste de fabricación elevado y por ello los precios de mercado aún no estén a niveles especialmente atractivos.

Coche eléctrico vs coche de combustión

Tal como has podido observar, este tipo de vehículos cuenta con muchas ventajas pero también con muchos puntos a su favor, por ende, para hacer una buena elección entre el coche eléctrico vs coche de combustión, se debe tomar en cuenta toda la información anteriormente presentada, y además considerar tanto las necesidades como el alcance que se tiene al momento de la adquisición.

Si vives en un lugar en el que hay disponibles varios centros de atención para vehículos eléctricos, en los que puedas reparar tu coche en caso de alguna avería,  estos pueden ser la mejor opción para ti.

¿Estás pensando en tener un nuevo coche eléctrico? ¿Sabías que en Total Renting tenemos un montón de vehículos eléctricos adaptados a ti? Conozca toda nuestra oferta de coches. Si tienes alguna duda puedes contactar con nuestros expertos, ellos te darán un asesoramiento personalizado.

Artículos Relacionados