Los vehículos eléctricos son ya una realidad para muchos conductores en el planeta, aunque todavía mucho hasta que se vean totalmente implantados en la sociedad. A día de hoy, un 10% de los conductores globales tiene un coche eléctrico a su disposición. Sin embargo, no se están comprando en mayor medida por diferentes inconvenientes y dudas que aún se encuentran muy presentes. Por ejemplo, la autonomía y los tiempos de carga son fundamentales para los viajes largos y hasta ahora la autonomía no sostiene un trayecto de larga distancia de manera completa. Esto quiere decir que el vehículo eléctrico necesitaría ser recargado y el tiempo de carga para estos coches actualmente es de varias horas, por lo que se tardaría bastante en realizar un viaje de larga duración.

TOTAL RENTING AYUDA A TODOS LOS CONDUCTORES A ENCONTRAR EL VEHÍCULO QUE MEJOR SE ADAPTA A SUS NECESIDADES Y A PRECIOS EXCLUSIVOS.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Con esto en cuenta, muchos compradores no se deciden por un vehículo eléctrico. Eso sí, a esto le tenemos que sumar que el tema de los cargadores eléctricos o puntos de carga. Estos no se encuentran en todos lados así que también es complicado recargar el vehículo en un momento determinado. Aún no se encuentran implantados en muchas estaciones de servicio y no todo el mundo tiene la posibilidad de instalarse uno en su hogar. Pero si lo necesitas para tu funcionamiento, nosotros en Total Renting te aportamos este cargador eléctrico para que no tengas ningún problema de carga y lo puedas recargar cuando quieras.

¿Cómo son los cargadores eléctricos de los vehículos eléctricos?

Los cargadores de los vehículos eléctricos son accesorios esenciales de estos, ya que hacen posible que los coches se puedan conectar a los puntos de recarga de los mismos. De esta manera, transmiten la electricidad del punto de carga a la batería del vehículo. Por una parte, podemos decir que los cargadores de los coches eléctricos se encuentran compuestos de tres elementos. Estos son el conector, el cable y la manguera. Eso sí, dentro de estas partes siempre presentes en un cargador, hay diferentes tipos de conectores, cables de carga y mangueras, por lo que tendrás que elegir el que más se adapte a ti. En Total Renting, además tendrás disponibles todos los tipos que quieras para que se puedan adaptar a tu hogar o al sitio donde quieras instalarlo.

vehículo eléctrico

Refiriéndonos a los tipos de conectores eléctricos, estos siempre tienen una gran relevancia dentro del proceso de recarga de los coches eléctricos. A día de hoy, no podemos decir que exista ningún tipo de conector que esté habituado a nivel global. Esto quiere decir que cada productor ha fabricado el suyo y ahora se comercializan varios diferentes. Eso sí, los más comunes son los de Tipo 1 y Tipo 2, pero no son los únicos que la Unión Europea acepta en sus leyes.

¿Qué tipos de conectores para vehículos eléctricos hay según la UE?

En primer lugar, nos encontramos con el Tipo 1. Este tiene una potencia capaz de llegar hasta los 7,4 kW. Es decir, si un coche tiene una batería de unos 60 kWh, dicho conector haría que el coche llegase al 100% de su autonomía en menos de 8 horas. Nos encontramos también con el Tipo 2, el cual se llama Mennekes. Este se puede decir que es más habitual en toda Europa que el Tipo 1, algo que se debe a la calidad de sus características y prestaciones. Dicho conector llega hasta los 44 kW, lo que hace que un coche de 60 kW se cargue en unas 14 horas siempre contando con unas condiciones perfectas.

Tras estos, nos encontramos con el conector combinado CCS. Este a día de hoy se ha configura como el modelo más estándar en Europa, pese a esto existen de varios tipos y con características muy dispares. En cuanto a su potencia, este suele tener entre 43 y 50 kW como máximo, algo que hace que un coche eléctrico de 60 kW se cargue en solo 15 o 20 minutos. Por otro lado, mucha gente se pregunta si se pueden cargar estos vehículos eléctricos en enchufes normales. Y lo cierto es que las tomas domésticas o conectores Schuko pueden servir para cargar vehículos. Eso sí, estos se encuentran pensados para electrodomésticos, algo que hace que su potencia no sea muy alta. Son muy útiles para híbridos enchufables, además de para patinetes y motos con baterías con poca autonomía. Sin embargo, si quieres uno para un vehículo eléctrico, lo más recomendable es que te decantes por un conector pensado específicamente para ellos.

¿Cuáles son los tipos de carga de los cargadores eléctricos para vehículos de este tipo?

En primer lugar, debes saber que la velocidad de la carga depende siempre del tipo de cargador por el que se opte. Por lo que, según su potencia y de su velocidad de carga, podemos diferenciar la carga súper lenta, de la lenta, de la semirápida, de la rápida y de la ultrarápida. La primera realmente es muy poco común, así que no es fácil encontrar puntos de carga de este tipo. Podrían estar en lugares con una instalación eléctrica es deficiente y que su corriente no llegara a más de 10 A. Por el lado de la carga lenta, podemos decir que es la que suele estar en los puntos de recarga de los hogares y es que esta puede realizarse a 16 A. Es la mejor para cargar el vehículo durante la noche, además no tendrás que instalarlo de ninguna manera antes. En Total Renting, te lo podremos ofrecer sin ningún tipo de problema.

Ya dentro de la semi-rápida, el tiempo se reduce de manera considerable, su potencia está entre 11 y 22 kW. Sin embargo, sí necesita una instalación de un punto fijo de recarga, algo que es mejor para garajes públicos o empresas. En cuanto a la carga rápida, este está entre los 44 y 50 kW. Si tienes un vehículo eléctrico de 24 kWh, lo podrías cargar casi por completo en tan solo media hora. Por último, la carga ultra-rápida está aun desarrollándose. Esta se está probando en coches con los llamados supercondensadores. Debido a su potencia, sería capaz de recargar una batería de manera total en 10 minutos. Eso sí, un vehículo eléctrico convencional no podría aguantar tal carga.


Artículos Relacionados