La definición o más bien la distinción entre generación se hace una gran diferencia en la vida actual y el comportamiento que cada una desarrolla es particular en cada área donde participan. Por ejemplo, la industria automovilística, al ser una de las más grandes y presentes de la actualidad no se le escapa ninguna generación. Hablando en el caso de los milenials, los cuales son aquellos nacidos en la década de los ochenta y noventa, inclusive un pequeño grupo de inicios de los 2000, y su relación con la mencionada industria es claramente visible un cambio de parecer en el tiempo y es que pasaron de preferir coches de segunda mano a un renting y esto es entendible ya que este último viene siendo impulsando con fuerza desde hace varios años y sus ventajas logran ser el gancho para cualquiera. Es difícil medir el impacto en toda una generación y los cambios que la misma experimenta, pero en el siguiente artículo trataremos de hacer un acercamiento hacia el cambio de parecer de los milenials con respecto a la procedencia de sus coches y otras cosas que esto involucra.

¿Qué hay con los coches de segunda mano?

Como siempre se han buscado otras alternativas más eficientes y económicas a la compraventa convencional y a lo costoso que puedo salir comprar un coche nuevo, en el momento de los años mencionados la mejor alternativa eran los coches de segunda mano. Los vehículos de segunda mano son aquellos que ya han sido usados y que han pasado por uno o más dueños, es por esto mismo que representan una opción potencialmente económica en comparación con los coches nuevos. Esto último es lo que más llamaba la atención (inclusive aún), lo baratos que podían salir. Los milenials siempre están inclinados a encontrar nuevas alternativas más asequibles a la realidad u oportunidades actuales y es así como los coches de segunda mano adquirieron mucho revuelo en las décadas en cuestión.

¿Qué hay con los coches de renting?

En primer lugar, hay que entender qué es el renting. Esto se trata de una herramienta o mejor dicho contrato de alquiler o arrendamiento a mediano o largo plazo que se basa en el pago de una cuota fija mensual a cambio del uso de un vehículo. De esta forma, el renting se presenta como una alternativa flexible pues actualmente mediante este se pueden conseguir coches de segunda mano, pero mejor aún coches nuevos, y por un precio considerablemente más económico de lo que puede representar una compra clásica. A parte de esto, dicha cuota no solo permite gozar y disfrutar del coche sino también de servicios en correspondencia con el mismo como es el caso de asistencia en carretera las 24 horas del día, reparaciones, mantenimiento, trámites, seguro a todo riesgo, etc., sin que esto signifique un sobrecoste. Así, está práctica hace varias décadas no era en realidad muy popular, de hecho, cobró vida a mediados de 1920 con lo que muchos milenials ya se habían perdido de conocer está dinámica de adquisición de un coche.

¿Por qué los milenials prefieren ahora el renting por encima de los coches de segunda mano?

Todo lo que se ha desarrollado hasta ahora puede ya ser evidencia de algunas fuertes razones del cambio de gusto de la generación milenials pero si hasta ahora no te había quedado claro, pero yo lo hará. Los milenials están en busca de principalmente estabilidad en todos los sentidos posibles, es así como si entre sus planes está la adquisición de un coche lo más seguro es que intenten que sea por la vía más eficiente posible, es por esto mismo que los coches de segunda mano dejaron de ser atractivos para éstos pues traen consigo uno que otro inconveniente que puede terminar por ser un dolor de cabeza mientras que adquirir un coche con renting trae consigo más ventajas que desventajas.

Los milenials preferían coches de segunda mano hasta ahora que prefieren un renting

Inconvenientes de los coches de segunda mano

Los coches de segunda mano no siempre representan buenas opciones ya que al ser coches usados pueden estar en una variabilidad de estados que a su vez pueden ser mucho, pero de lo que se ve a simple vista. Los coches de segunda mano ya cuentan con una antigüedad y además tienen muchos kilómetros recorridos por lo que puede terminar por no ser una muy buena idea adquirir uno si lo que se está es en busca de una mejor calidad de vida. Además, pueden tener vicios ocultos, problemas con la garantía y más. Claro, muchos toman esta alternativa porque al ser un coche usado y con normalmente ciertos detalles estéticos y operativos resultan ser más económicos.

Ventajas de los coches de renting

Objetivamente, el renting también tiene sus desventajas, pero si se ha pronunciado una preferencia de los milenials entre uno y otro es porque este ofrece mejores y variadas alternativas en todo todos sentidos. Empezando por el hecho de que no exige entradas, que suelen ser costosísimas sino más bien de cuotas fijas que suelen ser flexibles y ajustadas a la situación de cada uno; incluye diferentes servicios sin que estos representen un sobrecostes para el cliente como asistencia en carretera las 24 horas del día, reparaciones, mantenimiento, trámites, seguro a todo riesgo, etc.; y finalmente, puedes obtener tu vehículo de forma inmediata, sin muchos problemas de papeleo, entre muchos otros beneficios.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

El cambio de preferencia de los milenials de coches de segunda mano por los de renting es completamente entendible

Todo hasta ahora nos ha conducido hacia la conclusión del por qué los milenials prefieren hoy en día obtener su coche mediante renting antes que de segunda mano. Y es que el reting es una de las mejores alternativas actuales pues sus ventajas no se comparan al resto de los métodos y caminos que existen; con sus servicios disponibles, variedad en sus stocks, precios asequibles y seguridad y calidad garantizada, quién no querría utilizar el renting. Además, los milenials están inclinados hacia la estabilidad, la sencillez de la avisas para obtener lo que quieres y el renting les ofrece eso.


Artículos Relacionados