Actualmente los clientes prefieren no pagar la cuota de un coche de segunda mano porque por una cantidad un poco más elevada puedes conseguir un vehículo totalmente nuevo. La modalidad de renting está cogiendo una gran relevancia en el sector en los últimos tiempos. La elección del cliente pasa por la compra de vehículos en casas de ocasión, evitando la compra a particulares.

El comprador de coches durante la pandemia prefería la compra de vehículos online, siendo una tendencia el uso de plataformas online de venta de coches o de elementos relacionados con el automóvil cuyo mercado ha crecido exponencialmente. Pero en los últimos meses la tendencia a cambiado y el consumidor prefiere elegir la compra de vehículos en casa de ocasión que la venta a un particular de forma online.En muchos casos los conductores prefieren comprar el vehículo antes de comprarlo, ya que no confían en las garantías que les puede llegar a ofrecer la compra de un vehículo en formato online.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

La difícil compra de coches de segunda mano

Durante el mes de septiembre el precio de los coches llegó a su máximo histórico y se elevó por encima del 10%. Además, algunos clientes prefieren poder encontrar el modelo seleccionado en el mercado de ocasión, aunque suponga un precio mayor en el presupuesto final del vehículo.

Los retrasos en la producción de componentes como la ralentización de los microchips y las fábricas, ha provocado que en muchas ocasiones la actividad se paralice provocando de esta forma el atasco en la distribución de los vehículos.

Subidas de precios

El Índice de Precios de Consumo (IPC) de los automóviles en España superó la cota del 10% durante el pasado mes de septiembre (10,1%) en tasa interanual, alcanzando su mayor registro histórico, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El precio de los automóviles experimentó una subida del 1,2% en septiembre en la comparativa con el mes anterior, mientras que el incremento en lo que va de ejercicio se situó en el 9%. Los largos periodos de espera y el reducido stock de vehículos nuevos para poder recibir los pedidos que han provocado que muchos clientes apuesten por el mercado de ocasión para solucionar sus necesidades de movilidad, por lo que ha motivado una subida de precios de los coches de segunda mano. Desde el pasado año, el precio de los coches usados no ha dejado de subir, ya que en el mes de mayo lo ha hecho un 15,9 % en general, fijándose de media en 12.253 euros, pero también en el caso de los automóviles de segunda mano de más de ocho años, que en mayo han firmado un precio medio de 9.159 euros +14,5 %.

La situación de España no se encuentra todavía en esa situación, debido a sus diferencias en el entorno y su encarecimiento de forma progresiva de la ley de oferta, los vehículos nuevos y su demanda que se han activado de una forma con una gran importancia en el mercado del vehículo de ocasión. El coche más vendido en España durante el pasado mes fue el Renault Mégane, con una edad media de 12,8 años y 7.380 unidades despachadas. Le siguen el Volkswagen Golf de 13,6 años (6.809 unidades) y el Seat Ibiza de 13,1 años (6.327 unidades). Por lo que queda un espacio de tiempo por recorrer para poder llegar a ajustar la oferta de forma disponible con la realidad de las comprar de los usuarios. Según los datos facilitados por el Instituto de Estudios de Automoción, se vendieron en España un total de 195.369 coches de segunda mano.

Vehículos usados

La mitad de los vehículos de ocasión a la venta tenían una antigüedad inferior a los cinco años, mediante la acumulación de una cuota del 30% entre los que tienen entre uno y tres años de uso. Los coches más eficientes, modernos y a precio superior superan la oferta del 23,85 de los que se encuentran por encima de la década. Los vehículos usados siguen siendo una alternativa de movilidad para muchos usuarios, especialmente en tiempos de crisis económica como la que se vive actualmente, provocando un incremento en el precio medio del sector, siendo la primera vez que la oferta supera la barrera de los 17.000 euros, cifrándose en 17.057 euros. Los combustibles más buscados siguen siendo los de gasolina (36,3%), los diésel (58,1%) siendo los turismos los vehículos preferidos.

Renting, coches de ocasión, segunda mano.

La modalidad de renting

Para poder conducir un vehículo la mejor modalidad en la actualidad es el renting, ya que ofrece los mejores precios del mercado y durante todo el año el cliente puede obtener las cuotas más bajas para un vehículo. Los fabricantes trabajan de forma conjunta y los fabricantes buscan alternativas para hacer los coches asequibles para cualquier usuario. Diferentes empresas han creado una serie de modalidades de pago para cualquier autónomo, particular o empresa para poder conducir un vehículo completamente nuevo sin que llegue a suponer un riesgo económico.

Escaso kilometraje y buen estado de conservación

La contratación del renting se basa en poner un kilometraje máximo a los arrendadores. Uno de los grandes beneficios que aporta el renting es el número de soluciones que aporta con una gran cantidad de garantías de calidad.

Amplia gama de vehículos de renting

La empresa Total Renting cuenta con una amplia gama de vehículos de renting para particulares, autónomos y empresas para poder elegir lo que mejor se ajuste a las necesidades del cliente. Cuenta con SUV, grandes, vehículos pequeños, de siete plazas, de nueve plazas o de cinco plazas de diferentes marcas y modelos. Los expertos ofrecen un asesoramiento de forma personalizada para poder disfrutar de un renting a medida, ofreciendo las mejores soluciones a los problemas de movilidad. Además, puede llegarse a seleccionar el combustible que se quiera elegir. Además de poder disfrutar de coches automáticos o manuales.

La asequibilidad de los coches de renting

Los coches suelen tener una vida de entre tres y cinco años, siendo los estándares de calidad muy elevador, al igual que la gran variedad de coches existente. Al acceder a este tipo de coches, el cliente puede encontrar coches seminuevos con un precio de venta muy inferior al punto de partida. Los coches seminuevos del renting son muy accesibles ya que su precio baja mucho en el momento en el que ya no se comercializa dentro de un concesionario.

Artículos Relacionados