Cuando buscamos un nuevo coches es común que antes de decidirnos vayamos reduciendo opciones de entre un listado más o menos amplio que suele rondar los 4 o 5 modelos. Cuando llegamos al final de esa elección y únicamente nos queda elegir entre dos opciones, es cuando entra en juego un análisis más profundo de cada uno de ellos con el fin de comprobar cual se ajusta más a nuestras necesidades. Esto es lo que vamos a hacer hoy con uno de los duelos más conocidos tanto en nuestro país como fuera de él, nos referimos a la elección entre el Citroen C4 o el Peugeot 308, una guerra francesa nada fácil de resolver.

Características de cada modelo

Lo cierto es que ambos modelos pueden ser elogiados por multitud de virtudes, pero siempre existen algunas diferencias que pueden hacernos que por un motivo puramente subjetivo, se decante nuestra balanza hacia uno de los lados. Veamos pues más en detalle algunos de sus aspectos más destacados en cada aspecto.

Diseño

El diseño es algo que siempre nos ayuda a hacer el primer listado de opciones, y es que la imagen exterior de un vehículo suele ser bastante determinante para que un coche sea de nuestro agrado o no. En este punto Citroen ha apostado más por la innovación y el diseño disruptivo. Si por el contrario buscamos algo más habitual y con menos imagen “futurista”, Peugeot mantiene sus líneas habituales con el 308.

Interiores

Similar a lo que sucede con el exterior, Citroen ha apostado por añadir elementos tecnológicos y un gran display para facilitar la conducción del mismo, no obstante, Pegueot en este aspecto no se ha quedado atrás como ya viene haciendo en los últimos años. En este punto, será cuestión de gustos pues ambos están en buenas condiciones para cubrir las necesidades de sus propietarios.

Gama de motores

Si buscamos opciones, Citroen será nuestra opción elegida pues no sólo cuenta con una versión eléctrica, cosa que Peugeot no, sino que con un total de 6 motorizaciones distintas que van de los 102 CV hasta los impresionantes 262 del GTI. Peugeot en este sentido se ve más limitado con sus 110 CV o 130 CV de potencia.

Dos compactos muy refinados

De igual modo que el exterior del Peugeot sigue con líneas más clásicas, su interior aporta una serie de combinaciones de materiales que le dan ese toque refinado que muchos buscan. En este aspecto, Peugeot se posiciona en cuanto a elegancia por delante del Citroen si bien este mantiene un diseño igualmente interesante.

Equipamiento

Con un equipamiento similar, Peugeot parece haber apostado ligeramente más en este sentido si bien también va relacionado con los rangos de precios en los que se mueve cada marca. De todos modos, hay que recordar que Citroen cuenta con una amplia gama de opciones en cuanto a su nuevo C4 se refiere, por ello si vamos a modelos de mayor potencia y equipamiento, estaríamos equiparando la balanza en favor de Citroen. Todo es cuestión, como indicábamos, de precios y calidades buscadas.

Peso y dimensiones

Con un peso de 1.222 KG, un volumen de maletero de 380 L y unas dimensiones de 436 x 180 x 152,5 (largo x ancho x alto) el Citroen cuenta con una dimensiones bastante acordes a lo que se busca en un modelo de estas características, si bien Peugeot ha apostado por unas dimensiones de 425 x 180 x 144,7 lo cual lo posiciona como una versión algo más reducida en cuanto a longitud y altura haciéndolo más idóneo para su uso en ciudad y lugares done los espacios para aparcar son más reducidos, eso sí, su maletero que parte de 470 L también aporta ese extra de espacio tan ansiado en ocasiones y que su longitud no aparenta otorgar.

Citroën C4 o Peugeot 308

Precio

El precio es sin duda otra variable determinante y es por ello que hay que tenerla siempre en cuenta. Como hemos dicho, Citroen cuenta con diferentes motorizaciones que hacen compleja su equiparación, pero si elegimos en ambos casos los modelos más “básicos” y su precio de partida, hablaríamos de un precio de salida de 19.420€ en el caso del nuevo Citroën C4 y de un precio de 19.900€ en el caso del Pegueot. Como vemos, en ambos casos el precio de partida es muy similar apenas diferenciándose por 500€.

Conclusión

Como hemos podido ver hay gran variedad de aspectos a observar en cada modelo para poder llegar a una conclusión y no siempre esta será clara,  en este caso y según aspectos relativamente objetivos, Peugeot puede coger la delantera por diferentes motivos, siendo especialmente interesantes el hecho de haber demostrado en sus años de vida en el mercado su buen resultado, haber apostado por un conjunto muy equilibrado entre diseño exterior e interior sin renunciar al uso de componentes tecnológicos y un precio ajustado para todo lo ofrecido ya en su versión básica.

Cabe destacar que esta es, como decíamos, una comparativa con componentes subjetivos si bien habrá quien apuesta más por la innovación y un diseño disruptivo, en nuestro caso al implicar nueva tecnología y un modelo aún no testado en el mercado, si es cierto que la confiabilidad se decanta hacia el Peugeot.

Esperamos que este artículo os haya resultado interesante, que en caso de estar ambos modelos en vuestro listado de potenciales coches, os ayude a decidirnos por uno u otro o cuanto menos a eliminar de la lista a uno de ellos, ya que como decíamos al inicio de este artículo, la adquisición de un nueve coche es o debería ser, un proceso donde se analicen varias opciones y dentro de estas sus diferentes puntos fuertes y débiles para encontrar aquel que más se alinee a nuestros intereses y los de nuestra familia, trabajo, etc.

Artículos Relacionados