Hablar del mundo del motor y de actualidad es hacerlo del coche eléctrico, y es que a medida que va pasando el tiempo esta tipología de coche va cobrando más y más protagonismo en todos los círculos del sector. Cuando hablamos del coche eléctrico no lo hacemos únicamente de las opciones de las cuales ya disponemos en el mercado, un mercado por cierto cada vez con un catálogo más amplio y variado de opciones, sino también de todo lo que conlleva y conllevará en un futuro para sus propietarios.

En este artículo vamos a hablar sobre algunos aspectos relacionados con el coche eléctrico que tienen un impacto directo sobre sus propietarios o potenciales propietarios y que por ende puede ser de interés para cualquier lector que esté valorando la adquisición de este tipo de vehículo. Si te encuentras en esta situación, este artículo está creado especialmente para ti, y sin más preámbulos vamos allá.

Coche eléctrico vs Coche convencional

Hablar de aspectos a favor o en contra del coche eléctrico se hace complicado si no tenemos con que comparar, es por ello que para todos los apartados que iremos viendo a continuación vamos a hacer comparaciones vs los coches convencionales, y es que si bien también disponemos de opciones híbridas en el mercado, creemos que a la hora de decidir entre “pasado” o “futuro” de la automoción mejor hacerlo de este modo.

Precio

Empezamos con un aspecto que nadie podrá dudar de su afectación a quienes valoran esta adquisición, nos referimos al precio. Los coches al igual que tantos otros productos, suelen funcionar en parte, con economías de escala. ¿Y esto que significa? Pues muy, en resumidas cuentas, que a mayor número de unidades fabricadas menor es el coste unitario para fabricarlas. Este aspecto es así en coches como en los componentes que se encuentran en él, es por tanto lógico que un coche eléctrico que tienen unas ventas 10 veces inferiores a un coche similar convencional estas economías de escala jueguen en su contra y fabricarlo sea un proceso más costoso.

Por esto, por costes de baterías, etc., los coches eléctricos en la actualidad aún no se encuentran en igualdad de condiciones para competir con los coches convencionales.

Coste del combustible

El combustible es claramente un punto a favor del coche eléctrico, aunque ahora muchas personas duden de ello por las subidas de las tarifas eléctricas, lo cierto es que seguiremos pudiendo cargar nuestro coche en horas valle y por el contrario, gasolina y diésel están en una etapa de subida de precios. Es por ello que en este aspecto disponer de un coche eléctrico vs uno convencional puede resultarnos, económicamente hablando, una buena alternativa pues el coste por kilómetro se verá reducido.

coche-electrico-merece-la-pena

Autonomía

Y volvemos a encontrar una piedra en el camino del coche eléctrico hacia su venta masiva. La autonomía actual de sus modelos más populares, si bien ha ido creciendo, sigue siendo inferior a la que pueda ofrecernos un coche convencional. Es por esto que muchas personas, especialmente quienes desean realizar largos trayectos con su nuevo coche, prefieren esperar a que dichas autonomías vayan creciendo a medida que se innove más en el tema de las baterías. Al margen de ello, la red de cargadores de coche eléctrico va creciendo pero a un ritmo similar al de las ventas, por ello aún falta infraestructura que de confianza a conductores que cuando precisen cargar su coche eléctrico, sea posible hacerlo sin recorrer demasiada distancia.

Punto de recarga

Como hemos avanzado en el punto anterior, la infraestructura necesaria en cuanto a puntos de carga se refiere, con el fin de aportar confianza a conductores de coches eléctricos de que no se quedarán sin carga ni cargadores cerca. En este aspecto no sólo las marcas han de trabajar sino que serán gobiernos y grandes empresas dedicadas al sector del combustible, así como otras como puedan ser grandes superficies, cadenas hoteleras, etc., las que aporten su grano de arena para hacer mayor este entramado de cargadores.

Reparaciones

Las reparaciones del coche eléctrico no han de ser necesariamente más caras que un coche convencional, si bien es probable que por ahora y durante un tiempo, tengamos ciertas dificultades para encontrar talleres, no oficiales, que sepan gestionar las reparaciones de este tipo de vehículos. Esta falta de profesionales cualificados puede causar un alza en los precios de modo temporal.

Aparcamiento

El aparcamiento no ha de ser un aspecto negativo en cuanto a coches eléctricos vs convencionales se refiere. De hecho, existen lugares reservados para este tipo de vehículos si bien no existen lugares prohibidos para coches eléctricos, con lo cual a nivel de plazas totales podríamos decir que existe un mayor número de plazas para coches eléctricos que para los convencionales.

Impuestos

Los impuestos también juegan a favor del coche eléctrico, y es que como parte de planes gubernamentales para facilitar su inserción en nuestras carreteras, este tipo de coches suelen contar con impuestos más bajos dadas sus bajas emisiones, ayudas para la adquisición, etc.

Calculadora para saber si me interesa un coche eléctrico

Existen determinadas calculadoras online con el fin de valorar de un modo aproximado si nuestra próxima compra, en base a nuestras necesidades y particularidades al volante, debería ser de un coche eléctrico o convencional. Variables como los kilómetros anualmente recorridos, personas que viajaran, presupuesto disponible, lugar donde vivimos, etc., son variables que suelen tenerse en cuenta para tomar, de un modo teórico, esta decisión que pueda ayudarnos a decidirnos por una u otra opción.

En Total Renting disponen de una amplia gama de vehículos eléctricos y podrás elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. ¿A qué esperas para conocer nuestra oferta de vehículos eléctricos? Pida más información.

Artículos Relacionados