La metrópolis italiana conocida por el nombre de Milán, ubicada en la región de Lombardía en el norte del país europeo, es uno de los lugares referentes en cuanto a moda, arte y diseño se refiere, y es que entre las catedrales góticas, los museos llenos de piezas artísticas increíbles, las exclusivas tiendas y boutiques, y los restaurantes que ofrecen solo lo mejor en gastronomía italiana, hacen de Milán una ciudad tan encantadora como abrumadora, pues sin duda nunca se terminan las atracciones dentro de la superficie que la compone, y es por ello que no se ven turistas en ella sólo en épocas específicas sino durante todo el año.

Ver todas las ofertas de renting disponibles

Una ciudad tan exquisita y llena de vitalidad como Milán atrae muchos visitantes que llegan a la ciudad a través de distintos medios de transporte, entre ellos los coches, por lo que, si tu eres uno de esos viajeros debes tener presente que saber qué hacer con el coche una vez que llegues a tu destino puede ser algo complicado por una diversidad de razones, de las cuales te estaremos hablando a lo largo de este artículo, por lo que si quieres saber más al respecto lo mejor será que continúes leyendo.

Aparcar en Milán

Lograr aparcar en Milán es un logro que merece elogios, especialmente si logras hacerlo a un precio razonable, pues una de las cosas que constantemente se menciona al preguntar acerca del parking en la metrópolis italiana es la dificultad que hay para conseguir un aparcamiento con plazas disponibles y que además no tengan un tarifario absurdo con precios exorbitantes. Si bien hay ciertas zonas en las que dejar el coche es más económico que en otras, lo cierto es que para ahorrar algo de tiempo y dinero en encontrar un parking adecuado la mejor opción es informarse de antemano acerca de las opciones disponibles para ello.

¿Dónde aparcar en Milán?

Puntos de aparcamiento en Milán

En una ciudad tan grande como Milán, que además es conocimiento general el hecho de que atrae muchos turistas, está claro que la disponibilidad de aparcamiento es clave para mejorar la experiencia turística en el lugar, por lo que dentro de la metrópolis hay una gran cantidad de lugares dispuestos para el parking vehicular, en los que ciertas condiciones relacionadas al precio y al uso varían. Si quieres conocer algunos de estos puntos de aparcamiento en Milán y cómo funcionan, te invitamos a que continúes leyendo este artículo, donde te daremos más detalles sobre ello.

Zona Azul

La zona azul de aparcamiento en Milán, tal como en España y otros países del continente europeo, se utiliza para denotar o indicar aquellas plazas de parking cuyo uso está destinado de manera libre tanto a residentes como a visitantes, pero especialmente a estos últimos, bajo una serie de guías o lineamientos específicos principalmente relacionados al costo de su uso y al tiempo en que este está permitido, de manera que de ser incumplida alguna de las indicaciones puede resultar en una multa para el dueño del coche. En Milán, hay varias plazas o puestos de parking correspondientes a la zona azul a lo largo del territorio, las cuales por lo general suelen tener un costo o una tarifa de uso que ronda los 2 € la hora, por un tiempo límite que varía según la zona, pero que ronda en las 2 horas.

Zona Verde

La zona verde de aparcamiento en varios países del continente europeo se utiliza para denotar o indicar aquellas plazas de aparcamiento cuyo uso es exclusivamente residencial, siempre y cuando los usuarios puedan verificar su estatus como residentes de la localidad en cuestión. En la metrópolis de Milán no existen realmente estas zonas, sino que los residentes hacen uso de sus plazas de parking propias en sus hogares o, en su defecto, de las distintas opciones gratuitas o públicas alrededor de la ciudad y que más cerca les queden o mejor les convengan.

Aparcar en el centro de Milán

El centro histórico de Milán es un área dentro de la ciudad, delimitada por la Cerchia dei Navigli, que destaca por su aspecto y vibra que combina características que se conservan desde el periodo medieval, especialmente en cuanto a su diseño general y la arquitectura de algunos de los edificios que en ella se encuentran, así como también las muchas piezas y zonas de gran importancia histórica y cultural, pero sin descuidar la modernidad, pues también es en esta área de la metrópolis donde se ubican algunas de las tiendas más exclusivas de todo el país, de manera que, ya seas un aficionado de la moda, de la arquitectura o de la historia, el centro de Milán es el punto a visitar. Aparcar en el centro de Milán, si bien puede ser algo complicado debido a lo concurrida que es esta zona, no es imposible, ya que a lo largo de la zona y sus adyacencias se pueden encontrar distintos parkings tanto públicos como privados, e incluso plazas que corresponden a la zona azul, por lo que encontrar espacios de parking no es difícil, pero encontrar alguno que esté libre si que es otra historia.

¿Cómo aparcar gratis en Milán?

Milán es una ciudad costosa, y para muchos visitantes puede que lograr ahorrarse unos cuantos euros en parking sea una prioridad, y para ello, afortunadamente, la metrópolis cuenta con varios lugares, unos más cerca del centro que otros, en los cuales puedes dejar el coche de manera gratuita y sin tiempo límite.

¿Dónde aparcar en Milán?

Zona Blanca

La zona blanca de aparcamiento en varios países del continente europeo se utiliza para indicar aquellas plazas o lugares de parking cuyo uso es totalmente gratuito. En Milán, como ya te mencionamos anteriormente, hay varias de estas zonas de aparcamiento sin costo a lo largo del territorio milanés las cuales puedes aprovechar.

Las principales zonas blancas o aparcamientos gratuitos en Milán se ubican cerca de cementerios, estaciones de tren y en la zona Rho Fiera, algunos con mayores comodidades que otros, pero todos disponibles sin tarifas de uso, así que durante tu recorrido por la ciudad estate pendiente de estas zonas para que puedas aparcar el coche gratis. Aparcamiento en varios países del continente europeo se utiliza para indicar aquellas plazas o lugares de parking cuyo uso es totalmente gratuito. En Milán, como ya mencionamos anteriormente, hay varias de estas zonas de aparcamiento sin costo a lo largo del territorio las cuales puedes aprovechar. Las principales zonas blancas o aparcamientos gratuitos en Milán se ubican cerca de cementerios, estaciones de tren y en la zona Rho Fiera, algunos con mayores comodidades que otros, pero todos disponibles sin costo alguno de uso, así que durante tu recorrido por la ciudad estate pendiente de estas zonas para que puedas aparcar el coche gratis.

Parkings o aparcamientos de pago en Milán

Algunos turistas prefieren dejar su coche en aparcamientos de pago puesto que estos muchas veces brindan ciertos servicios que no podrás encontrar en parkings gratuitos. En Milán, hay tantos parkings de pago como gratuitos, o incluso más, por todas partes dentro de la ciudad, algunos más costosos que otros, especialmente si se acercan más al centro de la ciudad, por lo que, si quieres dejar tu coche en un aparcamiento privado en tu próxima visita a la metrópolis de Milán ni tendrás que preocuparte de si hay o no, sino de ver cuál se adapta mejor a tu presupuesto y necesidades.


Artículos Relacionados